Montevideo - Uruguay - Teléfono: (+598) 2709 0709

Healing

Reflexiones de Torá: Vaetjanán

Vaetjanán: (Deuteronomio 3:23 – 7:11)

Una congregación a la que asisto tiene un servicio mensual de confortación y paz para las personas que buscan un lugar tranquilo, para la oración en tiempo de enfermedad, dolor o ansiedad.

Las alrededor de diez personas que asisten se sientan en un círculo; juntos cantamos, meditamos, rezamos y compartimos algunos pensamientos de Torá. Una pareja de ancianos de Rusia asistió a un servicio acompañados por su nieto, un hombre de 30 años que -a diferencia de sus abuelos- hablaba inglés. Él explicó que sus preocupados abuelos estaban allí para rezar por otro nieto que estaba atravesando una crisis en su vida.

En un momento del servicio en que damos la vuelta al círculo, cada persona lee una frase de una oración en inglés. Los participantes son libres de pasar si no desean leer. El abuelo no parecía entender mucho de lo que estaba pasando, pero a medida que avanzábamos alrededor del círculo y que era su turno para leer, cerró los opb3ur y dijo:

“Shemá Israel,
Adonai Eloheinu, Adonai Ejad”
Este hombre, como tantos otros judíos de todos los tiempos, se volvió hacia el Shemá cuando todas las demás palabras fallaron.

Escuchamos el Shemá por primera vez a través de Moisés cuando se dirige a los hipb3ur de Israel en la porción de la Torá de esta semana (Deuteronomio 6:4). Moisés se da cuenta de que la vida no siempre será fácil, que las personas que dirige y sus descendientes tendrán muchas dificultades, que van a experimentar el exilio físico y espiritual, se perderán y no sabrán hacia donde dirigirse. Él ofrece palabras de apoyo y consuelo, algunas de las cuales se han convertido en el centro del culto y el ritual judíos. Las más importantes, sin embargo, y con frecuencia las primeras palabras hebreas que un judío aprende, constituyen el recitado del Shemá, una declaración aparentemente simple de sólo seis palabras hebreas, a menudo traducidas así:

“Escucha, oh Israel, el Eterno es nuestro Dios, el Eterno es uno”.

El Shemá es una declaración de fe y de conexión. El recitar el Shemá nos permite declarar nuestra fe en un único poder universal creativo, el Eterno, a través del cual todas las vidas, incluida la nuestra, están amorosamente conectadas. El Shemá, a su vez nos invita a escuchar con profunda quietud el ruaj Elohim, el soplo divino, que fluye dentro y a través nuestro, incluso en nuestros momentos más oscuros de enfermedad, miedo o soledad.

Una mujer me contó de su práctica de recitar el Shemá cuando se despierta cada día y se duerme cada noche. A ella le gusta volver a la conciencia con palabras de la oración. Ella quiere concluir su día conectada a cosas más grandes que sus preocupaciones particulares.

Pero la vida no siempre es tan común y corriente. A veces nos encontramos con una circunstancia o una enfermedad que nos deja solos, abandonados o con miedo. Decir el Shemá, cantarlo suavemente, dejando que las palabras floten en nuestra respiración, manteniéndolo en mente durante la meditación -todas estas son formas en que el Shemá puede servir para ayudar a calmar nuestra alma y brindar alivio y conexión.

“Shemá Israel, Adonai Eloheinu, Adonai Ejad”

Rabbi Helen Cohn
© Bay Area Jewish Healing Center,
http://www.jewishhealingcenter.org

Trad. Rabino Daniel Kripper

Preguntale al rabino

captcha

Oficina
Lunes a jueves 12:00 a 20:00 hs.
Viernes 10:00 a 16:00 hs.


Caja
Lunes a jueves de 12:00 a 19:30 hs.
Viernes de 10:00 a 15:30 hs.

 

Horario de encendido de velas
Montevideo, Uruguay: 

Viernes 17/03/17 - 18:42 hs.
Parashá Ki Tisá

 
Tefilá:
Viernes: Kabalat Shabat a las 19:30 hs.
Sábado: Shajarit Shabat a las 10:00 hs.

Los
servicios tienen lugar en Bait Jadash.
Durante los Jaguim hay servicios de Arvit a las 19:30 hs y de Shajarit a las 10:00 hs.

Fuera de nuestros horarios de Administración, ante un fallecimiento, por favor comunicarse al: 1789 - 3333.